lunes, 7 de marzo de 2011

Scrubs (Serie) (Season 1) de Bill Lawrence (2001)

De esta  manera doy comienzo a la revisión de todas las temporadas de esta serie de comedia y drama. En mi humilde opinión, es la mejor serie de comedia que se ha filmado en la historia de la televisión y a lo largo de 9 reseñas; una por cada temporada, intentaré sustentar mi por qué. Bill Lawrence es un productor talentoso, responsable de la estupenda Spin City con Michael J. Fox y más recientemente de Cougar Town con Courteney Cox; pero lo que logró estampar en esta serie es lo que lo volverá reconocido por mucho tiempo. Scrubs nos cuenta las historias que suceden dentro del hospital Sacred Heart, específicamente siguiendo la vida de tres nuevos internos que en esta primera temporada acaban de graduarse y comienzan a trabajar. Zach Braff es el doctor John Dorian, mejor conocido como J.D. y su amigo inseparable es el interno y futuro cirujano doctor Christopher Turk, interpretado por Donald Faison. Ellos dos se conocen desde la universidad y han sido amigos inseparables desde entonces. En su primer día conocerán a Sarah Chalke, quien interpreta a la doctora Elliot Reed. Ellos tres conforman los pilares sobre los que se sustenta la serie completa, pero el primer punto sobresaliente es el resto del reparto; los secundarios. John C. McGinley compone estupendamente al imponente doctor Perry Cox, Judy Reyes es una de las principales enfermeras y novia de Turk, Carla Espinosa, Neil Flynn compone un fantástico secundario interpretando al “Janitor”; el bedel que limpia y cuida del hospital; Ken Jenkins es el doctor Bob Keslo Jefe de Medicina del Hospital y Sam Lloyd es Ted Buckland el encargado del departamento legal del hospital. Los capítulos suelen tener un derroche de comedia y ocasionalmente toques de potentes dramas que funcionan como cables a tierra y baños de realidad. El sentido del humor media entre el sarcasmo en diálogos agudos y el absurdo de situaciones que de afuera se ven increíbles. Hay un trabajo de edición para contar los episodios deslumbrante y esa misma edición suele ser un recurso para presentar humor que quiebra la cadencia de cada capítulo. Suele haber un narrador en off, que usualmente es el propio J.D. y ya desde esta primera temporada  se ve claramente el formato que se mantendrá hasta la penúltima temporada. En cuanto a la trama, la serie se sustenta en 3 caminos fundamentales: la comedia dentro del hospital, las vidas personales y relaciones amorosas de sus personajes dentro y fuera del hospital, y la parte de drama. En esta primera temporada ya en el cuarto capítulo “My Old Lady” queda en claro el derroche de talento que hay detrás de cada episodio, con un manejo sensible de temas delicados, con gran nivel de emotividad y con poderosas actuaciones; capítulo que además cierra por todo lo alto con una versión de Halleluja, la canción de Leonard Cohen, en este caso hecha por John Cale. La banda sonora de la serie toda es otro punto altísimo que destaca por sí solo. El increíble “My Heavy Meddle” con un hermoso dúo en el que Carla y Ted cantan para un paciente “Talk Dirty To Me” de Poison, en una fabulosa versión acapella. “My way or the highway” es un tributo a West Side Story, el musical de broadway también destacable y finalmente “My Hero” en donde John C. McGinley se luce a lo grande cuando su cuñado y uno de sus grandes amigos (Brendan Fraser) es diagnosticado con leucemia. 5 puntos y si tienen la oportunidad de ver esta serie que terminó el año pasado, no la desperdicien, por favor. Por Rodrigo.

Puntajes:

Federico: 5

Fito: 5

Gastón:

Martín:

Rodrigo: 5

Promedio Tripartito: 5.00

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores